Recordar Japón

Fotografías y texto por: Nathalie Ospina

Recuerdo la primera vez que vi las flores de cerezo. Era más frío de lo que me imaginaba que sería la primavera, y muchos árboles seguían desnudos. Un día de mis dos primeras semanas en Japón, me fui caminando por Shinjuku, cerca de mi escuela de japonés. Caminaba mirando el piso y noté a lo lejos retazos blancos que parecían papel sobre el asfalto. Me sorprendió ver ese desorden por ahí. Al ver más de cerca me di cuenta que eran innumerables pétalos, delicados tejidos rosa y blanco, tomé uno y suspiré; mi sueño se había cumplido. Los jardines se vistieron de rosa y me uní a la gente sentada en plásticos azules que en los parques celebraba la llegada de la primavera.