LAS MARAVILLAS DE JAPÓN

El ex-becario Juan Oswaldo Hernández nos comparte su experiencia en Japón y cómo se conmovió ante sus grandes maravillas arquitectónicas. 

(PRIMERA PARTE)

Soy uno de los afortunados colombianos que fue favorecido con una beca para realizar estudios de post-grado en el maravilloso país del sol naciente. Fueron 3 años de una enriquecedora experiencia cultural y académica que sin duda alguna marcaron mi vida personal para siempre. Además pude deleitarme de algunas maravillas arquitectónicas inimaginables para mí hasta ese momento que me pusieron a soñar sobre la posibilidad de tener algo similar en mi país en un futuro ojalá no muy lejano.

Desde la misma llegada al Aeropuerto de Kansai en la bahía de Osaka no deja de sorprender las maravillas arquitectónicas y los avances tecnológicos que se pueden observar y con los que tuve la oportunidad de deleitarme durante mi estadía en ese maravilloso país. Comenzando con el Aeropuerto, es realmente admirable cómo se construyó sobre el mar, y máxime teniendo en cuenta que esa zona es geológicamente inestable donde son constantes los temblores, tifones y que incluso durante su construcción en enero de 1995 ocurrió el gran terremoto de Hanshin con una intensidad de 7.2 en la escala de Ritcher y a pesar de la cercanía con el epicentro que fue en la isla de Awaji, la gran obra se ejecutó magistralmente con toda la tecnología antisísmica. Hoy en día el Aeropuerto de Kansai es considerado uno de los monumentos de Ingeniería Civil más sobresalientes en el mundo.

Aeropuerto de Kansai sobre una isla artificial.

Aeropuerto de Kansai sobre una isla artificial.

En Osaka tuve la oportunidad de vivir los primeros 6 meses dedicados principalmente al estudio del idioma. Inicialmente pensé que el idioma japonés es difícil por su pronunciación, pero esa fue la parte fácil, ya que las entonaciones y sonidos no difieren en nada al español. Lo que a mi parecer hace difícil el aprendizaje de ese interesante idioma es la casi interminable lista de caracteres (Kanji) que fueron importados a la isla varios siglos atrás desde China. Si a esto se agrega que los japoneses se vieron obligados a introducir dos alfabetos adicionales (Hiragana y Katakana), debido que el idioma chino es mono-silábico es decir la gran mayoría de palabras se expresan con un solo sonido y el japonés es como el español poli-silábico. Y si esto parece enredado, cuando se comienza el aprendizaje del keigo (敬語) que es la forma correcta que se debe hablar dependiendo de la relación e importancia del interlocutor, se comprende la verdadera dificultad y la riqueza del japonés.

Osaka es la segunda ciudad de Japón por su histórica importancia comercial. Es el centro de la región Kansai que conforma con Kioto, Nara, Kobe y otras ciudades.

Puente de Akashi-Kaikyō

Puente de Akashi-Kaikyō

Desde esta última se extiende el puente Akashi-Kaikyō (明石海峡大橋,), que une las dos principales islas de Japón Honshu y Shikoku y es el puente suspendido más largo del mundo. Curiosamente, la construcción de este puente también fue afectada por el gran terremoto de Hanshin que sucedió cuando ya estaban construidas las dos torres y estaban los cables principales instalados. Este movimiento telúrico separó las torres en un metro y se llegó a pensar en suspender su construcción. Sin embargo después de analizar cuidadosamente los posibles efectos, se realizaron unos ajustes al proyecto y se continuó sobre lo ya construido, quedando la longitud final en los 3.911 metros actuales y como se puede observar en la foto es una verdadera maravilla.

PRÓXIMA SEMANA: MARAVILLAS DE JAPÓN – TEMPLOS, CONTRASTES ARQUITECTÓNICOS, espacio subterráneo.

 

Juan Oswaldo Hernández Rodríguez
Ex becario de la Universidad de Nihon. 1996-1999 – Ingeniería Aeroespacial.
Inspector de Seguridad Aérea, Aeronáutica Civil.
Miembro de la Junta Direrctiva ACOJE.